El restaurante

Uno de Delicias es un espacio gastronómico abierto, donde los detalles cobran un protagonismo primordial en el día a día.

Un local ambientado en espacios del Soho de New York con una decoración colonial.

La cocina es mediterránea de elaboración diaria y con una clara apuesta por recetas propias de la gastronomía española, con ligeras fusiones de platos internacionales, pero ante todo el producto de calidad es el gran protagonista.

Un ambiente cálido, luminoso, una correcta música ambiental, una variada carta de vinos, cavas y espirituosos y un servicio atento y sonriente son algunos de los aspectos que también hacen de Uno de Delicias un espacio diferente y con una identidad propia y singular.

Las noches las hemos cuidado con especial cariño, un local que cambia con el transcurso del día, una iluminación sutil y justa para disfrutar de románticas cenas o reuniones con amigos, las noches en Uno de Delicias sin sudas son diferentes.

Todo buen comienzo merece de un final brillante, nuestros postres son caseros, el Flan de Queso, la Muerte por Chocolate, los Sorbetes, …

Nuestro objetivo no es más que nos guardes en tu recuerdo.